¿Qué son las Conservas de Vegetales?

conservas-vegetales
Fecha de publicación
12 marzo 2015
Categoría

Comparte

Facebook
Twitter
LinkedIn

Tiempo de lectura

5 minutos

Entradas relacionadas

Entradas relacionadas

3 recetas para llevar al trabajo
Ideas dulces para año nuevo
Consejos para ahorrar tiempo entre fogones
Razones para comer pisto de verdura
Ideas para reciclar latas y envases de vidrio
¿Qué son las Conservas de Vegetales?

Junto a palabras como sofrito, auténtico sabor casero o licopeno, seguramente habrás escuchado otras expresiones como conservas vegetales para definir los productos de Hida. Y es muy probable que, aunque lo hayas oído bastante, no entiendas el verdadero significado de esta última o por lo menos no sepas cuando un producto es una conserva vegetal o no. Si ese es tu caso, el siguiente post está especialmente dedicado para ti.

¿Qué son realmente las conservas vegetales?

Imagina que puedes capturar la esencia misma de los vegetales frescos y preservarla en un frasco. ¡Las conservas de vegetales hacen precisamente eso! Este proceso ancestral implica envasar vegetales en frascos herméticos y sellados al vacío, manteniendo su frescura, textura y sabor en su punto máximo. Así, este tipo de fabricación se realiza sobre todo con las frutas y las hortalizas. Desde crujientes pepinillos hasta zanahorias llenas de color, las conservas vegetales abren un mundo de posibilidades culinarias sin importar la temporada.

Un proceso que también se realiza en Hida Alimentación.

Beneficios de las Conservas de Vegetales

1. Frescura Duradera: ¿Quieres disfrutar de tus vegetales favoritos incluso cuando están fuera de temporada? Las conservas de vegetales son tu boleto para saborear la frescura durante todo el año. ¡Imagina saborear maíz dulce en pleno invierno o disfrutar de un Dulce de Boniato en el verano!

2. Valor Nutricional: Una de las mejores partes de las conservas de vegetales es que atrapan los nutrientes en su estado original. Las vitaminas, minerales y antioxidantes se mantienen intactos, brindándote un impulso nutricional en cada bocado.

3. Ahorro de Tiempo: Las conservas de vegetales pueden hacer que la preparación de comidas sea un juego de niños. ¿Necesitas un toque de color en tu ensalada? ¿Un ingrediente para tu guiso? Simplemente abre un frasco de tomate natural y estarás listo para cocinar en minutos.

4. Menos Desperdicio: La conservación de vegetales en frascos ayuda a reducir el desperdicio de alimentos al permitirte aprovechar al máximo los excedentes de cosecha. ¡Nada se desperdicia cuando puedes conservarlo para más tarde!

El Proceso Mágico de Conservación de las conservas vegetales

Entonces, ¿cómo se logra este asombroso acto de conservación? El proceso puede variar ligeramente según el vegetal, pero en general, implica los siguientes pasos:

1. Preparación: Los vegetales se lavan, pelan y cortan según sea necesario. ¡La frescura comienza desde el principio!

2. Cocción: Los vegetales se cocinan brevemente para matar bacterias y detener el proceso de descomposición. Este paso también puede ayudar a ablandar los vegetales más duros.

3. Envasado: Los vegetales cocidos se envasan en frascos herméticos y limpios, dejando espacio adecuado en la parte superior para evitar la formación de vacío.

4. Sellado y Esterilización: Los frascos llenos se sellan con tapas ajustadas y se someten a un proceso de esterilización. Esto asegura que cualquier organismo no deseado sea eliminado, permitiendo que los vegetales se conserven de manera segura.

Cómo trabaja Hida con sus conservas de vegetales

Pero, ¿en qué consiste exactamente este proceso o cómo lo hace Hida? te estarás preguntando. Con el deseo de satisfacer las demandas de calidad de nuestros clientes, tenemos desarrollado un Departamento de Calidad con el objetivo de satisfacer las necesidades de los consumidores y asegurar la máxima calidad en el proceso de envasado de las conservas vegetales. Estos controles, que cumplen con la política medioambiental vigente ya que los envases están fabricados con materiales reciclables, garantizan una completa seguridad alimentaria en nuestros sofritos.

De esta forma el proceso de las conservas vegetales es el siguiente: Primero se selecciona la hortaliza fresca y recién cosechada, después, sin añadir conservantes ni colorantes, se busca el auténtico sabor casero cocinando el producto a fuego lento, y, finalmente, pasadas apenas 24 horas, se envasa el producto sin realizar otros procesos semielaborados, manteniendo las propiedades naturales de la hortaliza recogida.

Pero espera, ¡aquí viene la parte emocionante! No solo se trata de guardar vegetales en frascos, ¡sino de transformarlos en deliciosas salsas y condimentos! Salsa de Tomate frito, ¿alguien? Las conservas de vegetales nos permiten capturar los sabores y aromas más intensos para disfrutar en cualquier momento. Imagina ese aroma irresistible de la salsa de Tomate frito casera en tu pasta, o esas berenjenas en conserva que añaden un toque de sabor a tus ensaladas. ¡Las posibilidades son infinitas!

Y este es, a grosso modo, el proceso de selección de nuestras conservas vegetales. Así que, ya puedes acercarte a tu supermercado más cercano y coger, por ejemplo, ese sofrito de Tomate frito para añadir a tus platos que tanto te gusta o esa crema de calabaza ideal para cenar. ¡Tú decides!

¿Qué Vegetales Se Pueden Conservar?

¡La lista de vegetales que se pueden conservar es casi interminable! Desde los clásicos pepinillos en vinagre hasta las coloridas mezclas de chutney, pasando por los pimientos asados y las zanahorias encurtidas, hay un mundo de sabores por explorar. Casi cualquier vegetal que puedas imaginar puede ser conservado, ¡así que no tengas miedo de experimentar y crear tus propias mezclas únicas!

El Legado de las Conservas

En un mundo donde la frescura a veces es difícil de conseguir, las conservas de vegetales son un recordatorio encantador de la sabiduría de las generaciones pasadas. Nos permiten saborear la magia de la huerta en cualquier momento y lugar. Así que la próxima vez que abres un frasco de Tomate frito casero o te sumerges en una sopa con vegetales en conserva, ¡recuerda que estás disfrutando de un pedacito del pasado que se mantiene vivo en cada bocado!

Así que, queridos amantes de la buena comida, ¡no subestimen el poder de las conservas de vegetales! Desde salsas hasta condimentos y acompañamientos, estos frascos repletos de delicias son el secreto mejor guardado de la cocina casera. ¡Es hora de abrazar el arte de la conservación y llevar tus platos a un nivel completamente nuevo! ¡Bon appétit y a conservar se ha dicho!

Catálogo Foodservice

Déjanos tus datos y te enviaremos nuestro catálogo Foodservice.